top of page

“El MEMO DEL LUNES” 
Un pensamiento devocional de una página.  

Buscar
  • Foto del escritorGlen Pitts

ESCEPTICISMO SILENCIOSO

En la narración del advenimiento de las Escrituras que precedió al nacimiento de Jesús, un ángel de Dios se apareció al sacerdote Zacarías. Él y su esposa Isabel “vivieron honradamente delante de Dios, cuidadosos en guardar los caminos de los mandamientos y disfrutando de una conciencia limpia delante de Dios. Pero no tenían hijos... y ahora eran bastante mayores”. (Lucas 1:6)

El ángel vino a Zacarías con un mensaje de Dios de que iban a tener un hijo y que su nombre sería Juan. Alcanzaría gran estatura ante Dios y sería el precursor del tan esperado Mesías prometido.


Zacarías le dijo al ángel: “¿Quieres que crea esto? Soy un hombre mayor y mi esposa es una mujer mayor”. Inmediatamente Zacarías quedó sin palabras ante Dios y el ángel le dijo que seguiría sin poder hablar hasta después de que naciera el bebé. (Lucas 1:18-20) Dios podría haberlo lisiado, cegado o dado un “aguijón” de algún tipo con el que tendría que lidiar como el apóstol Pablo. (II Cor. 12:7) Pero Dios decidió dejarlo sin palabras. ¿Por qué? Creo que Dios no quería que Zacarías arrojara semillas de incredulidad en un período en el que estaba a punto de realizar la característica central de Su misión redentora al enviar a Jesús al mundo.

La incredulidad nos priva de tantas bendiciones de Dios. Cuando Jesús caminó por esta tierra y entró en su ciudad natal de Nazaret, la Biblia registra que “…no pudo hacer allí muchos milagros poderosos debido a su incredulidad”. (Marcos 6:1-6)   La incredulidad va en contra de Dios y pone signos de interrogación donde él ha puesto puntos. James Kennedy dice: “No importa si todos en el mundo unen sus manos y votan unánimemente que la verdad de Dios es falsa, sigue siendo cierta. Sigue siendo cierto tanto si creo en ello como si no lo creo”. La verdad eterna no puede encontrarse dentro de los estrechos límites del poder de razonamiento del hombre mortal. ¡Dios es más grande que eso!


La fe siempre se apoya en la razón y grita: "¡Creo!" “Mirad, hermanos, que ninguno de vosotros tenga un corazón pecaminoso e incrédulo que se aparte del Dios vivo. Pero anímense unos a otros cada día, mientras se llama Hoy…” (Hebreos 3:12-13)  A medida que avanzamos hacia otro nuevo año lleno de incertidumbre y desafíos como rara vez hemos visto, es importante que a “silenciar la incredulidad” y descansar nuestras vidas en las manos de un Dios fiel.

“Estando seguros de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús”. (Filipenses 1:6)   Tener la confianza de que “…Él es poderoso para guardaros sin caída y presentaros delante de su gloriosa presencia sin culpa y con gran gozo”. (Judas 24)  Tener confianza en Dios para “…santificaros de principio a fin…para presentar todo vuestro espíritu, alma y cuerpo irreprensibles a la venida de nuestro Señor Jesucristo”, ¡por causa de Jesús!


Hoy silenciamos hasta el susurro de la incredulidad, confiados en que “…el que nos llama es fiel y lo hará”. (II Tes. 5:23-24)

Sea bendito amigo mío, y lo mejor de Dios para usted y los suyos en el nuevo año que se avecina.

Glen (Pitts)

El Grupo Bernabé / Mucho Amor


Photo white dove with leaves and light shining through the dark clouds in the blue sky

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Komentáře


Komentáře byly vypnuty.
bottom of page